Febrero 26, 2017

Banner vinos y cepas Vertical 164×404

El nuevo rumbo para el maqui y los arándanos

berries

Sus condiciones saludables y altos niveles de antioxidantes han llevado a que se estén convirtiendo en un nuevo producto de la canasta exportadora, dentro de un nicho que se estima que en los próximos tres años crecerá a un ritmo de 13% anual en volumen y en valor.

Trabajo le ha costado al maqui encontrar su camino. Ni siquiera sus condiciones funcionales, como el alto nivel de antioxidantes, han logrado que adquiera la potencia comercial de otras frutas, quizá porque aún es casi un desconocido. Sin embargo, en el último tiempo, pareciera que se le abre una nueva oportunidad de la mano de varios innovadores: convertirlo en una bebida energética natural, rubro que por estos días tiene cada vez más fuerza y a la que se suman pequeños y grandes actores.

Para los próximos tres años se estima que el mercado mundial de las bebidas energéticas crecerá en torno a 13% anual en volumen y valor, con ventas por US$ 89.500 millones en 2019, frente a US$ 49 mil millones de 2014, según proyecciones de la firma de investigación de mercados Technavio. Uno de los factores que impulsarán el desarrollo de esos productos es la aparición de nuevas variedades, como las libres de azúcar y las elaboradas a partir de elementos naturales. El informe de Technavio asegura también que estas bebidas dejarán de ser consumidas solo por deportistas o personas jóvenes, y se acercarán más a los jugos y bebidas tradicionales, incluso reemplazando el consumo de alcohol en algunos casos.

“Se espera que el segmento de las bebidas energéticas tradicionales disminuya en los próximos años, debido al incremento del consumo de los ‘energyshots’ y la creciente preferencia por bebidas naturales”, agrega el estudio.

La tendencia abre una oportunidad para los productos elaborados con guaraná, ginseng y los llamados “superfrutos”, como las granadas y berries, de los cuales han surgido los primeros emprendimientos chilenos en este rubro, la mayoría de ellos a partir de maqui, y recientemente uno en arándanos.

Aunque en Chile algunos no se hacen llamar bebidas energéticas y se perfilan más bien como isotónicas y altas en antioxidantes, están dentro de ese segmento y se vislumbran oportunidades atractivas, sobre todo en Chile y Latinoamérica.

Maqui, el fruto chileno

Carlos Valdivia se dedica a asesorar a empresas en el área del márketing digital. Hace algunos años tuvo una discoteca en Vitacura y trabajó con los dueños de la bebida Battery, por lo que al surgir la idea de hacer una bebida natural junto a su hermano Jorge, a comienzos de 2012, el rubro no le era desconocido.

En ese momento sabían que querían desarrollar un producto distinto a las energéticas tradicionales, por lo que crearon una bebida que califican como funcional “intermedia”.

“Vimos las propiedades antioxidantes del maqui, que solo se da en Chile, y lo elegimos como ingrediente principal, sin mezclarlo, porque queríamos mantener intactas sus propiedades”, explica el creador de Ancestral Maqui, quien también está asociado con el jugador de ColoColo Jaime Valdés.

Desde que comenzaron, las ventas se han duplicado año a año y en 2015 vendieron 700 mil latas. Por eso, están construyendo una planta de procesos propia en San Bernardo y se preparan para exportar a China y Medio Oriente, apoyados por ProChile.

“Tenemos el logo de la marca país en nuestros productos, por lo que van a ser reconocidos como el maqui de Chile, y a futuro queremos lanzar otras bebidas que incluyan murtilla y calafate”, adelanta Valdivia.

El maqui fresco lo compran a cosechadores en el sur del país, donde se recolecta con bolsas especiales para evitar su tendencia a fermentar rápido. Tras procesarlo, almacenan el concentrado del fruto congelado.

No son los únicos que han apostado por el maqui para hacer bebidas energéticas, ya que es visto como una buena alternativa para diferenciarse de los grandes actores, como RedBull, Pepsico y Coca-Cola.

En el área de innovación de la empresa forestal Arauco vieron una oportunidad similar. En 2012, como parte de un proyecto de innovación para recuperar valor de los bosques nativos de la compañía, comenzaron a desarrollar +Maqui, una bebida que califican como antioxidante y no energética, que el año pasado estuvo en el stand de Chile en la Expo Milán, donde vendieron unas 11 mil latas.

Actualmente está en 1.200 puntos de venta en Chile y tienen planes para exportarla a nueve mercados a contar de este año. Una de las características que diferencia a +Maqui de la competencia es que tiene certificación orgánica y de comercio justo, al trabajar con recolectores de la Región de Los Ríos.

“Es muy importante contar con las certificaciones, para que cuando las personas consuman este producto, vean que hay una responsabilidad detrás. Lo que estamos haciendo es ver cómo darle valor a este producto típico chileno”, explica el gerente de innovación de Arauco, Francisco Lozano, quien considera que el componente social también le da valor a la historia de la bebida, como ocurre con el café Juan Valdez o los cosméticos Natura.

El atractivo de América Latina

Si bien Estados Unidos es el principal consumidor de bebidas energéticas e isotónicas a nivel mundial, también es un destino donde la competencia es cada vez mayor, por lo que existen otros mercados más atractivos para desarrollar por los productores chilenos.

Es el caso de América Latina, una de las regiones más atractivas para estos productos, ya que en los últimos años ha tenido las mayores tasas de crecimiento (ver infografía) y se estima que la tendencia se mantendrá. En esta zona, los principales espacios están en Brasil, México y Argentina, seguidos por Colombia y Chile.

“La creciente popularidad que han tenido nuevos sabores y la introducción de otros ingredientes, además de productos que aseguran tener 50% de jugo de frutas, serán algunos de los factores que impulsarán al consumo en los próximos años”, precisa otro informe de Technavio enfocado en la región.

Así lo han comprobado en Komaki, la bebida energética de maqui que desarrollaron los empresarios Marcelo Guital -creador del agua Benedictino- y Alex Weisner en 2013, que actualmente se envía a Colombia, además de Estados Unidos, Canadá y Australia.

“Al principio no esperábamos una buena recepción en Sudamérica, pero nos ahorramos las barreras del idioma y culturales, lo que nos ha facilitado el acceso. Eso se da incluso en el estado de Florida”, asegura el gerente de márketing de Komaki, Jorge Bahamondes, aunque advierte que Asia sigue siendo un destino atractivo de explorar.

Como, en general, los emprendimientos se enfocan en las exportaciones, aseguran que eso les ha abierto un espacio en el mercado interno, que lo ven más abandonado. Por eso, quieren concentrarse en Chile.

“La competencia ha aumentado y lo vemos como algo muy positivo, porque va a impulsar a que haya mayor cobertura de estos productos a nivel nacional. Es decir, la gente va a estar más expuesta a estas bebidas saludables y tendrá más oportunidades para comprarlas”, proyecta Jorge Bahamondes.

Apuesta por los arándanos

Si bien la mayoría de las energéticas saludables desarrolladas en el país han apostado por el maqui, hace algunos meses salió al mercado Bear Berry, elaborada en base a arándanos.

Su creador, Alamiro Garrido, es productor y exportador de estos berries y quería sumar otro producto, con mayor valor agregado, para enviar a Asia, EE.UU. y Europa, y así aprovechar sus canales de distribución y las certificaciones de seguridad alimentaria inglesa BRC (British Retail Consortium) y de buenas prácticas agrícolas Global GAP que tiene para los arándanos frescos.

Ya está en conversaciones para comenzar a exportarla -estima que el primer envío lo realizará en agosto a EE.UU.- y cree que otro nicho atractivo es Europa. “Es un mercado interesante porque la gente está muy preocupada de qué consume e, incluso, en algunos países han prohibido la comercialización de las energéticas tradicionales”, explica.

Aunque el contenido principal de Bear Berry es el concentrado de arándanos, también tiene ginseng y extractos de guaraná y, al igual que en los otros emprendimientos locales, está endulzada con stevia, por lo que cree que también tendrá buena recepción en el mercado local.

“Sin embargo, nuestro foco es el mercado internacional, porque producimos los arándanos frescos y Chile en ese rubro tiene un nombre ganado por su calidad, inocuidad y seriedad para los negocios. Esta bebida es un subproducto que no estábamos aprovechando, pero que nos traerá buenos resultados”, proyecta Alamiro Garrido.

 

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl

Related posts